lunes, 1 de noviembre de 2010

EL MUNDO DE LAS PALABRAS: los monemas: lexemas y morfemas ***7mo***



Definiciones básicas:

Palabra: es la mínima unidad de significado.
Lexema: es el elemento que contiene la significación de la palabra. Tradicionalmente se le ha llamado raíz.
Morfemas: son las letras que van pospuestas al lexema. Indican los accidentes del vocablo. Estos accidentes son: género, número, tiempo y persona
Palabras primitivas: son las que originan otros vocablos.
Palabras derivadas: son las que han sido originadas por las palabras primitivas, a las que se les ha añadido uno o más sufijos.
Afijos: son secuencias lingüísticas que se anteponen (prefijos), se posponen (sufijos) o insertan (infijos) en una palabra o lexema para modificar su significado, bien gramaticalmente, bien semánticamente.
Prefijos: son los elementos que preceden a las palabras, y que les añaden significación.
Sufijos: son ls elementos que posponen a las palabras y que les añaden significación.

************************************************************************************

MONEMAS: LEXEMAS Y MORFEMAS

La mayoría de las palabras puede descomponerse en monemas: unidades mínimas con significado propio. Los monemas, por ser unidades mínimas, no pueden descomponerse en otros signos lingüísticos más pequeños (aunque sí en fonemas). Por ejemplo, la oración Las chicas juegan tiene ocho monemas.

Los monemas se clasifican en lexemas (raíces) y morfemas.

Lexemas


Los lexemas son los monemas que contienen el significado principal de la palabra. Su significado es pleno, léxico, recogido en el diccionario. Por ejemplo, los lexemas en el ejemplo de arriba son chic- y jueg-.



Los lexemas tienden a permanecer invariables al formar familias de palabras. Por ejemplo, si consideramos el lexema chic- podemos formar la siguiente familia: chic-o, chic-os, chic-a, chic-as, chic-uelo, etc. Sin embargo, el lexema a veces cambia por razones etimológicas u ortográficas. Considere los siguientes casos: chiqu-ito, chiqu-itín. Lo mismo se aplicaría a casos como pez – pec-era, jug-ar – jueg-an, etc.



Morfemas


Los morfemas son monemas que se añaden a los lexemas para modificar o restringir su significado. Por ejemplo, en la palabra chicas, los morfemas a y s modifican el lexema chic- para indicar género femenino y pluralidad, respectivamente.



IMPORTANTE: Para identificar el lexema y los morfemas de una palabra, piense en palabras de la misma familia (libro, librito, librería, librero). Generalmente, el elemento común a todas es el lexema (libr-).



Clasificación de los morfemas


Dependiendo de su función, los morfemas se clasifican en gramaticales, derivativos o relacionales.



Morfemas gramaticales


Son morfemas que indican género y número en los sustantivos y adjetivos (chic-a-s, buen-a-s) y persona, número, tiempo, etc. en los verbos (jueg-a-n, salt-ába-mos). Los artículos también se consideran morfemas gramaticales porque indican el género y número de los sustantivos que acompañan.



Morfemas derivativos


Son los afijos (prefijos y sufijos) que modifican el lexema y dan como resultado una palabra nueva (derivada). Por ejemplo, considere la palabra microorganismo. Ésta contiene los morfemas derivativos micro- (prefijo) e –ismo (sufijo), que modifican el lexema -organ-.



IMPORTANTE: Algunos morfemas derivativos también se pueden subclasificar por la variación de significado que le imparten al lexema:



diminutivos – dan la idea de “pequeño”: -it (carr-it-o), -ill (libr-ill-o), -uel (plaz-uel-a), -et (histori-et-a), etc.



aumentativos – dan la idea de “grande”: -ón (hombr-ón), -ona (mujer-ona), -acho (corp-acho), -ot (cas-ot-a), etc.



despectivos – dan la idea de desprecio o repugnancia hacia algo: -uch (viej-uch-a), -us (gent-us-a), -astr (madr-astr-a), etc.



gentilicios – dan la idea de “proveniente u original de”: -eñ (panam-eñ-a-s), -an (venezol-an-a), etc.



Morfemas gramaticales

Son los que relacionan unas palabras con otras: preposiciones y conjunciones.

No hay comentarios: